Inicio      Nuestro Colegio
 
 
 
 
 
 
 




 

 
 
Historia del Colegio
 
    El Colegio Martínez Negrete de Guadalajara, Jalisco inició en Diciembre de 1896.

       La Señora Rosalía Martínez Negrete de Fernández del Valle, mujer culta y caritativa, que habitualmente veía por el bien de los demás, en una conversación sostenida con el Ilmo. Sr. Abad Don José Antonio Plancarte y Labastida, le pidió unas religiosas que se hicieran cargo del Asilo de Santa María del Sagrado Corazón en el barrio de Analco de Guadalajara, Jalisco Mëxico. La petición fue escuchada y el 30 de Dicimebre de 1896 llegaron a esta ciudad las hermanas M. Rafaela Tapia, Teodosia Mayllén, Guadalupe Dávila y María Arévalo se hicieron cargo de la fundación para atender a las niñas huérfanas. 
    El asilo tipo hacienda, construcción de adobe y ladrillo, grande espaciosa con amplios corredores y dormitoios, destinados para la atención de las niñas; contaban también con un gran oratorio, un jardín llenos de árboles frutales, que daban una impresión novedosa, además tenía una alberca para el uso
de las alumnas.   
    Las religiosas desde antaño, se dedicaron a atender con esmero la formación de las niñas. muchas de las cuales eran huérfanas. A estas buenas religiosas les tocó vivir la implantación de las leyes de Reforma, el movimiento cristero con la consecuente persecución por motivo de la religión; la gente para disimular y protegerlas  les llamaba tías, y ellas se ingeniaban para no interrumpir el cumplimiento de su misión.
 
   A partir de 1937 las religiosas tuvieron que salir a casas particulalres a enseñar el catecismo, la historia sagrada, la historia de la Iglesla, lectura  y escritura, gramática y aritmética. Comenzaron a tener alumnas de San Pedro Tlaquepaque quienes asistían al asilo y les impartían taquigrafía, mecanografía, así como corte de ropa, bordado, pintura y piano; a partir de entonces le empezaron a llamar "academias".

   Un momento de fuerte tensión llegó a ser de grande satisfacción sucedió en el año de 1938 cuando el lnspector federal anunció una visita, la madre superiora se mortifió mucho, pero supo esperar con valor y confianza. Llegó la visita y el señor inspector quedó gratamente complacido por el recibiento que le hicieron, por la limpieza y el orden del estableclimiento, además les propuso que ese mismo año se incorporaran a la Federación. De inmediato le fue comunicado al Sr. Obispo José Gariby Rivera y a la Madre Superiora General, Adela Dávila.

   A partir de ese momento las Hermanas ya no tuvieron que impartir clases en casas particulares sino que empezaron a trabajar en salones que poco a poco fueron acondicionados para este fin.

    En el año 1939 se colocó en la puerta de la entrada un rótulo:

 
Colegio Martinez Negrete
Incorporado a la Federación.
 
En 1944 fue la incorporación definitiva a la Federación.

     En 1961 comenzó la secundaria para niñas en sus nuevos salones así como el laboratorio y la biblioteca.

     Actualmente los niveles son: preescolar, primaria, secundaria con grupos mixtos.